La lectura y el estudio de la Biblia

Por sí mismo

Las Escrituras en su conjunto constituyen una compilación entera y armónica, y la producción de los escritos originales fue preservada bajo la superintendencia del Espíritu Santo de las imperfecciones que necesariamente caracterizan toda otra literatura. Ellas poseen también una autoridad soberana y suprema sobre nosotros, y quienes niegan o cuestionan su autoridad, o sólo hacen caso omiso de ella, traen daño a sus almas y acarrean peligro en cuanto a su destino eterno. Las Escrituras se nos presentan como la palabra de Dios.

 

Disponible en Formato Digital

USD $0.00

Español